lunes, 7 de mayo de 2012

Prensa internacional: "Han matado a muchas compañeras, pero no a nuestras esperanzas"

Noemí García cabezas
Feminicidio.net

De gira por España, Gloria Amparo Suárez, coordinadora de la Organización Femenina Popular, de Colombia, recibió a Feminicidio.net en Madrid. En la organización a la que pertenece y que cumple 40 años de trayectoria, han asesinado a tres compañeras: dos mujeres y un hombre. Muchas otras se han desplazado a otras regiones del país por amenazas, algunas han perdido a sus hijos o sus compañeros a causa de la guerra.
  ¿Cuál es la situación de las mujeres colombianas y concretamente de las mujeres de su región?
- La situación de las mujeres allí es compleja y difícil. Tenemos niveles altísimos de violencia de género, y además todo ello está atravesado por la violencia que genera la guerra, el conflicto armado colombiano. Como consecuencia de esta relación, se dan situaciones de doble poder, de machismo… Es al fin y al cabo una forma de control sobre las mujeres.
  Además se da la situación de los procesos de organización que viven los colectivos de mujeres. En general en Colombia hay muchas organizaciones de mujeres que lideran procesos, que participan en la vida pública y que denuncian situaciones de violencia contra las mujeres, y esto provoca una situación aún más difícil para nosotras.
  La OFP ha tenido 148 casos de violencia en diferentes momentos desde 2001. Han asesinado a dos compañeras y un compañero, tenemos una compañera exiliada y muchas desplazadas (muchas mujeres han tenido que salir de Barrancabermeja por amenazas contra su vida o las de miembros de su familia), muchas mujeres han perdido a sus hijos o sus compañeros a causa de la guerra...
   A pesar de esta situación el Estado quiere mostrar un país que está en postconflicto, pero realmente en las regiones vivimos una situación de control social económico y político por parte de los paramilitares. Estos actores armados hacen uso de los cuerpos de las mujeres como botín de guerra y como forma de agredir al enemigo. En 2011 hubo 220 casos de violencia sexual en la región de Magdalena Medio, lo cual nos preocupa muchísimo. En el último mes hemos recibido más de 17 denuncias de mujeres que han sufrido violencia, han asesinado ya a dos mujeres en la región y hay también mujeres desaparecidas.
 Uno de los principales problemas de las mujeres en Colombia (así como en casi todos los países del mundo) es el acceso a la tierra por parte de las mujeres. ¿Qué política de actuación tiene la OFP en cuanto a la restitución de tierras en Colombia y qué logros se han obtenido?
- Dentro de la dinámica de la OFP hemos seguido siempre la opción de no salir de nuestros territorios en defensa de la tierra. Somos parte de esa realidad de Colombia y de muchos países donde las mujeres somos las que menos posibilidades tenemos de acceso a la tierra. Normalmente no hay títulos de las tierras y si los hay están a nombre de sus compañeros. Es muy difícil tener una posibilidad de reconocimiento de esa propiedad. El Estado acaba de sacar una ley de víctimas y restitución de tierras, pero para las mujeres es muy difícil acceder a la propiedad de las tierras, porque no hay titulación y porque el actor armado sigue dentro de los territorios. Las mujeres no van a ir a vivir donde su vecino es el paramilitar que asesinó a su compañero o que la sacó de sus tierras. No hay una garantía.
  La OFP trabaja en la difusión de esta ley, que no conoce la población, con el fin de defender el territorio, la tierra y la no militarización de las mismas.